Acusan a hombre de matar a su exnovia y comerse partes de su cuerpo

El feminicida ya estuvo en prisión durante 12 años por haber asesinado a otra exnovia y dispararle a la madre de ésta

0
129

Hace seis años, el cráneo de Tammy Jo Blanton fue encontrado en su casa, en Indiana, Estados Unidos. El principal sospechoso de su feminicidio es Joseph Oberhansley, exnovio de la mujer, a quien también se acusa de cometer canibalismo y podría ser sentenciado en los próximos días.

La condena que busca la justicia norteamericana es de cadena perpetua, aunque ésta no será aceptada sino hasta que termine el juicio que enfrenta el probable agresor.

¿CÓMO FUE EL ATAQUE?

De acuerdo con la parte acusadora, el hombre habría llegado a la casa de la mujer de 46 años para asesinarla, después desmembró el cuerpo y finalmente escapó del lugar.

Las alertas sobre la seguridad de la mujer se desplegaron después de que pasaran varios días sin que sus compañeros del trabajo o amigos tuvieran contacto con ella.

Por esa razón, se pidió a la policía que acudiera a su domicilio a fin de determinar si estaba bien. Cuando los oficiales llegaron al lugar, encontraron manchas de sangre sobre varias superficies de la casa. Además de esto, encontraron el cráneo de la señora en un plato y su cadáver desmembrado en el baño del lugar.

De acuerdo con los investigadores, Joseph usó una sierra eléctrica para hacer un corte en el pecho y en la cabeza de la víctima, para después comerse algunas partes de su cuerpo.

No fue todo, pues, según dio a conocer el fiscal Jeremy Mull, la mujer fue apuñalada y violada antes de morir; sin embargo, los cargos de abuso sexual no fueron aceptados por la corte.

La defensa del hombre intentó alegar que padecía locura al momento de la agresión, pero éste rechazó la estrategia y agregó que actuó a consciencia.

Anteriormente, Oberhansley estuvo en prisión durante 12 años por haber asesinado a otra exnovia en Utah y por haberle disparado a la madre de ésta. Cuando cometió estos actos intentó suicidarse, pero no lo logró.

(Fuente: El Heraldo de México)