No será una elección fácil, tampoco para Morena / Triunfos electorales del PRI en Hidalgo y Coahuila

Dura lección recibió el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados el pasado 18 de octubre, donde los resultados tan esperados en Hidalgo y Coahuila fueron una respuesta del juicio de los pobladores a nivel local, quienes ejerciendo su derecho al voto, manifestaron su rechazo al partido del presidente de la República.

Como lo dije en alguna ocasión, la ciudadanía conocedora de la historia, sucesos, toma de decisiones actuales y del poder de su voto, regresan al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para liderar las alcaldías y congresos locales.

En consecuencia, una lección para Morena que deberá ser aprendida de manera rápida y reaccionar si aún es que hay tiempo de hacerlo.

Para que estos logros electorales se dieran, intervinieron muchos factores; en una entrega pasada hablé de cómo se había caído la alianza Morena-PT-Verde Ecologista en el estado de Hidalgo y el tema central fue la falta de acuerdos para que el reparto de posiciones fuera equitativo.

En estos días, los votos de los ciudadanos son tan valiosos que se deben cuidar como el tesoro más preciado y pese a todos los becarios, los acontecimientos de los últimos años fueron puestos en la balanza y el ciudadano simplemente salió a dar su veredicto.

En Hidalgo se elegían 84 ayuntamientos y el PRI fue la primera fuerza política tras obtener 264 mil 744 votos, en segundo lugar estuvo Morena con 193 mil 202, Acción Nacional se mantiene como tercera fuerza política con 125 mil 824 votos, el Partido Nueva Alianza obtuvo 99 mil 165 votos, quinta posición para Encuentro Social con 59 mil 908 votos, desplazando al Partido del Trabajo al octavo lugar con 47 mil 769, en novena posición el PRD con 47 mil 259, décimo lugar para el Partido Verde Ecologista de México 37 mil 359 votos y en el lugar 11 se ubicó Movimiento Ciudadano con 33 mil 452 votos. La sexta, séptima y doceava posición fueron obtenidas por partidos de reciente creación.

En resumen, el PRI gana 32 alcaldías, Morena 9, PAN 9, Nueva Alianza 5, PES 6, PT 4, PRD 9, PVEM 4 y MC 3; las tres restantes son para partidos de nueva creación o candidatos independientes.

Por su parte, en Coahuila el PRI repitió como la primera fuerza política tras obtener 415 mil 691 votos, en segundo lugar Morena, con 163 mil 061; Partido Acción Nacional, 83 mil 469; y el Partido Verde Ecologista de México, 29 mil 978; dejando en séptima posición al Partido del Trabajo con 16 mil 223 votos, novena posición al PRD con 13 mil 140; en décimo lugar es para Movimiento Ciudadano con 11 mil 410 votos, elecciones donde el cuarto, el sexto y undécimo lugar fueron ganadas por partidos de reciente creación. En resumen, de las 25 diputaciones, el PRI obtuvo 16, Morena 5, PAN 3 y UDC 1.

De inmediato, Alejando Moreno, líder nacional del PRI, agradecido con la población, celebró una justa victoria y dijo a los medios de comunicación que “el desplome en las urnas de Morena se derivó del distanciamiento con el pueblo, la falta de estructura política y de trabajo por parte del partido (…). Ha quedado claro que no ganaron, que tuvieron un revés muy importante y ello parte de que están trabajando en tratar de arreglar sus diferencias internas. Esos son los resultados cuando no hay trabajo del partido, cuando no hay estructura, cuando no se está con la gente”, aseveró Moreno.

Por su parte, el diputado y aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, hizo una reflexión sobre las elecciones en Coahuila e Hidalgo, las que constituyeron un serio revés para el movimiento lopezobradorista.

Según publica el portal lopezdoriga.com, en un mensaje en redes sociales, la derrota de los comicios locales demuestra, en su opinión, que en la militancia se necesita “un partido sólido y organizado”.

“Si AMLO no fuera presidente hubiera hecho campaña y revertido la situación”, advirtió Porfirio Muñoz Ledo. Por tanto, urgió a la reorganización del partido Morena tal como, asegura, lo ha propuesto.

Es donde se confirma lo que en La Panga, a través de diferentes entregas hemos insistido, que nadie cante victoria, que nadie la crea fácil, el ciudadano sabe el poder que tiene en las urnas y en los próximos comicios electorales, el tan anhelado 2021 no será fácil para nadie.

Los partidos políticos PRI, PAN, PRD, Nueva Alianza, PES y Movimiento Ciudadano, fueron factor clave para que Morena y sus aliados no obtuvieran los triunfos electorales que estaban vaticinados.

La lógica nos lleva a ver en el horizonte alianzas bien planeadas o de facto para que los diferentes partidos garanticen alternancia en Congresos locales y federales, conserven un mayor número de alcaldías y gubernaturas, un ajedrez político perfecto que buscará con sus estructuras, con su experiencia, con el respaldo ciudadano y el descontento de la gente, recuperar posiciones.

Mientras tanto, Morena entre su crisis interna de partido, la lucha por la dirigencia nacional y los escándalos recientes, tendrá que sellar alianzas con el PT, PVEM u otros que garanticen el triunfo en el 2021, que insisto, no será fácil para nadie, sobre todo si la decepción y el enojo ciudadano se manifiesta en las urnas. Al tiempo.