Dan 58 años de cárcel a homicidas de Andrea, la menor violada y ultimada en La Albarrada

En 2011, el secuestro y posterior hallazgo del cuerpo de Andrea Rodríguez, una joven de 16, en un canal de la colonia Torres Quintero, indignó a los colimenses

0
118

En 2011, la joven Andrea Rodríguez, de 16 años, caminaba por las inmediaciones de las canchas de futbol DOSA, de la colonia La Albarrada, cuando fue sorprendida y atacada por dos hombres, quienes luego de golpearla y violarla, la privaron de la vida para posteriormente depositar su cuerpo en bolsas plásticas y arrojarlo al canal de la colonia Torres Quintero; hoy, 10 años después, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que obtuvo la sentencia condenatoria en contra de ambos sujetos, por lo que deberán pasar 58 años en prisión.

Mediante un comunicado, la dependencia explica que los dos hombres fueron declarados penalmente responsables de los delitos de violación y homicidio calificado en agravio de una menor de edad, en hechos que indignaron a la sociedad colimense.

“Desde el mes de septiembre de 2011, la entonces Procuraduría General de Justicia ha ejercido acción penal en contra de los masculinos, por lo que dentro del proceso y tras las resoluciones, los responsables acudieron en diversas ocasiones a la Segunda Instancia, hasta que nuevamente, el pasado 30 de septiembre del presente año se dictó sentencia, declarándolos penalmente responsables de los delitos de violación y homicidio calificado en agravio de la menor de edad”, apunta el boletín.

Asimismo, se explica que, una vez establecida la sentencia condenatoria por parte del juez, cada uno de los sentenciados deberá cumplir una pena de 58 años y tres meses de prisión en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Colima, así como pagar una multa al erario estatal y un pago para la reparación del daño, más los intereses que acumule la suma desde el mes de agosto de 2011 hasta la fecha en que se efectúe dicha reparación.

“De esta manera, la Fiscalía General del Estado cumple con su deber de procurar justicia agotando todos los procesos penales a que haya lugar, a fin de que los responsables de los actos delictivos obtengan las sanciones que la Ley marca y con ello evitar la impunidad”, concluye el boletín.