Hay que distinguir entre cambio climático y cambio meteorológico: Experto

Para hablar de las causas del cambio climático, el doctor en Geografía y profesor investigador de la Universidad Veracruzana, Adalberto Tejeda Martínez, dictó conferencia en el 9° Congreso Nacional de Investigación en Cambio Climático que realiza la Universidad de Colima y que tiene sedes simultáneas en varias partes del país.

Tejeda Martínez tituló su conferencia “Los cambios climáticos del pasado, presente y futuro” en la cual explicó que el cambio climático se genera por diferente causas, externas e internas, tales como la variabilidad de la actividad solar y de la órbita terrestre (inclinación del eje), por la actividad volcánica, la deriva continental, actividad biológica y la actividad humana (cambio de uso de suelo).

Asimismo, aclaró conceptos usados erróneamente como clima y tiempo. El tiempo, dijo, “tiene en español connotaciones cronológica y meteorológica. Decimos: ‘¡Qué bonito está el clima hoy!’, y no es correcto porque lo que cambió es el tiempo meteorológico, no el clima”.

En este sentido, precisó que el clima es el resumen de las condiciones atmosféricas durante un periodo relativamente largo. En cambio, agregó, “el cambio climático, para muchos, es el cambio de temperatura antes y después de que entre un norte, lo que en realidad es un cambio de tiempo meteorológico; es decir, cuando Colima está soleada hablamos de tiempo meteorológico”.

Tejeda Martínez continuó explicando que el cambio climático es la variación de las condiciones atmosféricas que afectan al menos a una generación, y que lo registrado durante cuatro a siete años, con tres años secos y cuatro húmedos, no es cambio climático sino variabilidad climática, que son los cambios en la relación océano-atmósfera, y los más conocidos son el Niño y la Niña.

También aclaró que no existen los pronósticos sino escenarios sobre el cambio climático que pueden suceder: “No debemos atenernos a eso ni esperar a que suceda”, sentenció. Entre los pronósticos, Adalberto Tejeda dijo que a final de este siglo (2100) la población ya no será un problema porque la gente desde ahora ya no quiere tener descendencia; el calentamiento de uno a cinco grados provocará que se derritan glaciares, se eleve el nivel del mar y así, cerca del 2070, Villahermosa (Tabasco) desaparecerá.

En relación con lo anterior, mencionó que las erupciones volcánicas serían benéficas, pues las cenizas arrojadas a la atmósfera enfrían el planeta, como se comprobó con las erupciones de El Chichón y El Pinatubo.

El profesor investigador de tiempo completo en la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas de la Universidad Veracruzana, dijo que de manera local calentamos el planeta con los cambios de uso de suelo y que, con el progreso, “tiramos el bosque para poner un cafetal o un cañaveral; tiramos el sembradío para hacer un potrero y luego un fraccionamiento. Resulta que los cambios alteran el balance de energías; esto sucedió con el lago de Texcoco, donde iban a construir el aeropuerto”.

Casi para concluir, señaló que “el clima siempre ha estado cambiando por causas naturales; sin embargo, en los tres siglos recientes las causas principales son humanas, y desde la Revolución Industrial ha crecido el calentamiento promedio mundial un grado centígrado. Un escenario a futuro es que a mediados del siglo se incremente de uno a cinco grados centígrados más”.

A la pregunta sobre el uso de celdas fotovoltaicas, Tejeda Martínez dijo que no existe ninguna energía limpia: “Para obtener energía hidroeléctrica hay que devastar ecosistemas, la fotovoltaica ayuda en la reflexión del calor y consume menos combustibles fósiles, pero sabemos que usa elementos cancerígenos”.

Cabe destacar que Adalberto Tejeda mantiene una relación estrecha con la UdeC y la Facultad de Arquitectura y Diseño desde hace muchos años. De sus 15 libros, dos fueron editados por la UdeC: “Prontuario solar de México” y “Humedad en la atmósfera. Bases físicas, instrumentos y aplicaciones”.