La cabalgata de Mario Anguiano y su entrega

En esta ocasión abordaremos el evento ecuestre sucedido el viernes pasado, pero también hablaremos sobre la cabalgata que el ex mandatario Mario Anguiano ha iniciado desde el año pasado y que terminará con el proceso electoral del 2021.

A Anguiano Moreno podemos apreciarlo visible molesto, agraviado porque se le ha acusado sin elementos, ante la sociedad que ávida de justicia dictó una sentencia con base en prejuicios y no en argumentos sólidos.

Al ex gobernador, quien tenía que ponerlo en orden lo perdonó, solamente permitió la difamación de su persona, es visible que Mario Anguiano no le va a perdonar nada y se las cobrará en la primera oportunidad y ya empezó desde hoy haciéndole señalamientos y pidiendo a sus cinco legisladores locales actuar contra de él, no va a esperar, es claro ya no le pueden hacer nada a estas alturas, ahora va por la suya y no se andará con miramientos.

En el terreno político al ex mandatario Anguiano se conduce como en su momento lo hizo otro ex gobernador, MAM no ha esperado a que termine el sexenio de su sucesor para comenzar a hacer acto de presencia y decir aquí estoy.

En México una particularidad de la clase política es culpar de todos los males a sus antecesores, es el pan de cada día, esto no es nada nuevo, pero hasta ahí llegan las cosas, no se procede en contra de casi ningún actor político, gozan de la total protección, de inmunidad ante el robo o el desfalco que pudieran haber cometido ellos o sus allegados.

Es de conocimiento popular que Mario Anguiano convive desde el año pasado con la gente de comunidades, colonias o barrios, principalmente del distrito electoral número III ubicado en la zona sur del municipio de la entidad, pero su presencia en la primera cabalgata de las fiestas charro taurinas de Villa de Álvarez no fue tan lúcida como él lo hubiera esperado, no fueron tan visibles las muestras de afecto sobre su persona, por eso ahora pretende hacer de su caso un expediente mediático al manifestar que mañana se entregará ante la justicia, cuando no hay orden aprehensión girada contra de él, buscando convertirse en mártir.

El ex mandatario salió en la cabalgata montado un brioso caballo azteca, mostrando una alegría que estaba lejos de sentir, más bien su sonrisa era de sarcasmo, de ira, eso motivó que cuando veía a algún conocido intencionalmente se detenía a saludar y bebía de una botella de licor para que quedara patente que las acusaciones no le han hecho nada.

Un detalle que vale la pena resaltar es que en todas las apariciones públicas que ha hecho Mario Anguiano luce muy solo, abandonado, dónde están todos aquellos que siempre lo rodeaban, aquellos que ocuparon cargos de primera línea en su gabinete, aquellos que se beneficiaron de su gestión, si no me cree, vean las fotos.

En los hechos Anguiano Moreno no ha mostrado ese poder de convocatoria que algunos afirman que tiene, por el contrario se ha rodeado de gente y algunos  liderazgos que en lugar de sumarle, le restan, gente que ha ido de más a menos, personajes que han sido señalados por la sociedad.

Relativo al dinero que le reclaman, tiene razón el ex mandatario, él no lo ejerció, y no hay que perder de vista que sobre este tema la Sala Superior de la Federación  ya exoneró a Rafael Gutiérrez y Blanca Isabel Avalos, así que suena casi imposible que ahora puedan hacerle cuentas.

En su momento la anterior legislatura local pudo haberle fincado responsabilidades pero no sobre los 510 millones del préstamo que nunca ejerció, pero los encargados de la fiscalización y del Gobierno Interno del Congreso no hicieron la tarea como debieron haberla hecho, pese a tener las pruebas no las anexaron con lo que los titulares de esas áreas contribuyeron a la impunidad, es por eso, que Mario Anguiano puede presumir y con justa razón, que no hay agravio cometido al erario.

Hoy el mandatario estatal debe tomar por la rienda algunos asuntos políticos, puede, debe hacerlo y ocuparse, porque si no lo hace, el día de mañana será muy tarde y complicado poderlos sacar adelante, además que iniciaría con un desgaste político a dos años de que terminen su gestión.

Algunos manifiestan que Mario Anguiano tiene comal y metate en varios partidos, que tiene amigos incondicionales en la burocracia estatal, en el PT, en Morena, en el PRI, en el Verde Ecologista, en el PAN, menos en Movimiento Ciudadano y en el SNTE, no lo dudamos, de igual forma no titubeamos como él afirma, que el ya basta, y que comenzará a poner en claro las cosas en lo cual no va se tentará el alma, como no la han tenido con él, la razón la tiene, la gran pregunta, ¿Será conveniente mover el avispero cuando en los hechos parece haber sido protegido?

Para despedirme. Sería justo y conveniente que quienes asistan a la conferencia de prensa preguntará al ex mandatario Mario Moreno si cuando acusó a Clemente Mendoza lo hizo a la ligera o había elemento para ello, de haberlos porque no procedió de manera legal. Desafortunadas las declaraciones de un actor político juvenil al manifestar durante las cabalgatas de Villa de Álvarez que ya están por terminar sus seis años de bloqueo, se le olvida que el sexenio no ha terminado.