Los héroes en la batalla contra el Covid-19

Son muchas las historias de los héroes anónimos y públicos en la batalla contra el Covid-19 y es que hay que darle el reconocimiento a quienes todos los días realizan un esfuerzo para evitar contagios y atender a los enfermos, para desde sus diferentes trincheras hacer algo por el bienestar de los ciudadanos.

Comenzaré mi listado con médicos y enfermeras, así como el personal que trabaja en los diferentes hospitales y centros de salud, pero también en este reconocimiento cabe mencionar a los hospitales privados que se solidarizaron para hacer frente al Covid-19, facilitando sus instalaciones en el área de urgencias en caso de requerirse.

Pero la lista crece y comenzaremos por los gobernantes que tuvieron la capacidad de reaccionar a tiempo, diseñar estrategias para que la población no se expusiera y con la ayuda de los legisladores estar listos los presupuestos y decisiones necesarias para que la población no se viera afectada, posteriormente comenzaron los diferentes tipos de apoyos a personas que viven en condiciones de pobreza, vulnerabilidad o desempleo; a todos los gobiernos que hicieron lo correcto, gracias.

Gracias también a los trabajadores de los diferentes ayuntamientos, gracias a su trabajo las áreas verdes, el servicio de agua y recolección de residuos no se vio afectado; lo mismo a los policías municipales, estatales, a las fuerzas armadas, policías federales y empleados del gobierno estatal y federal que han estado trabajando en los filtros sanitarios; gracias por cuidarnos.

No podemos dejar de mencionar a los maestros que desde diferentes plataformas han estado en contacto con alumnos y padres de familia, para implementar de forma emergente actividades para que los chicos aprovecharan el tiempo en casa, realizando actividades productivas, gracias.

A los padres de familia que mantienen a sus hijos dentro de casa, a quienes buscan que estén bien cuidados, a las madres trabajadoras que son además jefas de familia y cuidan que sus hijos se queden en casa, a pesar de lo complicado que resulta, gracias.

A los comerciantes que se están viendo afectados en sus ventas, a quienes tuvieron que cerrar sus negocios, a los que realizan esfuerzos para sobrevivir, gracias.

Pero también es importante mencionar a todos los comercios que ofrecen comida para llevar, a quienes sacrificaron el servicio en sus locales y tienen servicio a domicilio, a los empleados de las tiendas de autoservicio, a los empacadores de la tercera edad que tuvieron que parar actividades, gracias.

A los empresarios que se sumaron y cerraron sus puertas en tiendas departamentales, casinos, bares, lugares para la recreación, hoteles, restaurantes y ramaderos, gracias por cuidarnos.

Son muchos los héroes que diariamente luchan para que el Covid-19 no avance, ojalá que aquellos que aún no creen que pueden contagiarse entiendan la importancia de quedarse en casa, salir sólo para realizar compras indispensables, sería bueno que imperar el raciocinio y no se tuviera que sancionar con multas a nadie, sería bueno que la gente valore la circunstancia tan frágil en la que estamos y se cuiden a sí mismos, respeten las medidas, porque al hacerlo, cuidan a los demás.

Gracias a usted, amable lector, lectora, por estar en casa y desde ahí mantenerse informado, pero no puedo cerrar mi columna sin antes agradecer a los medios de comunicación y sus empleados, a todos los que trabajan para llevar la información a usted, para que se cuide; gracias.

Quédate en casa, por ti, por tus hijos, tus amigos, familiares y vecinos, por todos los ciudadanos; cuídate, cuídanos.